LA MUNICIPALIDAD CANCELÓ MILLONARIA DEUDA ORIGINADA EN RECLAMO JUDICIAL


En Conferencia de Prensa, el Intendente Municipal Alejandro Acerbo, acompañado por el Secretario de Gobierno Roberto Serra y la Directora de Asuntos Legales Dra. Aldana Peralta dió a conocer las novedades sobre el Juicio.
Al momento de asumir su primer mandato como Intendente Municipal, el contador Esteban Alejandro Acerbo, tuvo que hacer frente a una de las cargas más pesadas para enfrentar desde la administración municipal.
A poco de asumir el nuevo Jefe Comunal, la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Trenque Lauquen dictaba

un fallo condenando a la Municipalidad de Daireaux a pagar cientos de millones de pesos en concepto de indemnización por los daños sufridos en el Hospital Municipal local, por una madre que en trance de dar a luz por cesárea, había sido infectada con V.I.H mediante una transfusión, transmitiendo luego dicha enfermedad a su hijo recién nacido.
Durante décadas el juicio había sido tramitado, pero fue recién a partir de 2015 que por efectos de medidas cautelares, el Municipio realizó desembolsos para las necesidades más elementales del hijo afectado (su madre había fallecido años antes como resultado de un accidente de tránsito agravado por su dolencia).
El Gobierno del Intendente Alejandro Acerbo, efectuó pagos mensuales parciales en forma puntual para afrontar los tratamientos médicos y los gastos básicos del hijo de la damnificada, quien falleciera también en forma más reciente.
Por su parte, la Corte Suprema de Justicia Provincial, volvió a dictaminar una sentencia que ajustara los valores adeudados a importes que estuvieran equilibrados entre las necesidades de las víctimas y las posibilidades financieras del municipio. De esta manera, se efectuó el pago del capital adeudado en 2021 y ahora se terminó de pagar los intereses, por montos que alcanzan decenas de millones de pesos.
Aunque todavía restan pagar las costas de los juicios, el manejo equilibrado de las finanzas municipales han permitido cancelar esa deuda económica y moral que pesaba sobre la Comuna, pero además, librarse de una vieja y pesada herencia que ponía en jaque el patrimonio municipal y el cumplimiento efectivo de los servicios públicos a su cargo.
Hoy todos podemos, con satisfacción, respirar aliviados.

Sharing is caring!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.